sábado, 18 de julio de 2015

Remando



En éste dibujo se puede ver como iniciaba el proceso en muchas ocasiones: dibujando un trazo caprichoso al azar para luego dejar que obrara la imaginación, algo parecido a lo que se puede hacer con las nubes, o con lo que queda en el fondo de la taza de chocolate: moverla para que el poco líquido que sigue ahí escurra y forme alguna figura.  Aquí comencé con el contorno de la proa, que está repasado con tinta, y cuando se me ocurrió algo continué dibujando con lápiz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario